Viaje a los sueños polares

La insurrección invisible de un millón de mentes, la efervescencia de los soles que pueblan nuestro universo. Para ver el mundo en un grano de arena y el cielo en una flor silvestre, abarca el infinito en la palma de tu mano y la eternidad en una hora.

domingo, abril 01, 2007

En el eclipse de un desconocido


Siempre me han dicho que tengo imán para situaciones y gente "diferente". Nunca he creido esa afirmación, pero va siendo hora de replantearme seriamente si es cierto o no. Anoche estaba tomandome una caña en un bar y de pronto se acercó el dueño del bar. Son personas (un "desconocido" como dice Kassandra)que no te dejan indiferente, te marcan, atraviesan tu sábado por la noche cortando el hilo conductor de tu existencia, para hacerla diferente...Aquel desconocido era un chico muy peculiar. Debía tener unos 32 años. No era feo, tampoco guapo. No era alto, tampoco bajo. Pero tenía una mirada espectacular y todo lo que decía y hacía era totalmente místico. Tenía respuestas para todo. Reacciones acertadas para todo. Y me encantó ciertamente. Con una mirada así te quedas helada y ni puedes hablar, ni pensar, ni moverte. Se acercó preguntando si queríamos tomar algo más, esta ronda invitaba la casa. Traía un dibujo en la mano. Nosotros habíamos estado hablando sobre el sentido de la vida, luchando contra los males de la humanidad y ahondando sobre nuestro propio yo como aprendices de psicólogos baratos...así que le dijo a uno de mis amigos que él tambien creía lo mismo que él -en alguna de las locuras que habíamos hablado-...(habia escuchado toda la conversación...dios! si yo cuando me pongo en plan filosófica asusto!)El chico me había estado observando un buen rato y me había dibujado. (tiene mérito en un garito a oscuras y yo apenas sin mirarle a él...)Se acercó y me dio el dibujo mientras dijo:

- crees en la magia? -me asustó-
- si, por? -respondí-
- me creerías si te digo que tengo unas bolas en el bolsillo izquierdo de mi chaqueta? -y mete la mano en el bolsillo-
- si claro -yo siempre me creo todo, si alguien ha visto un cerdo volando, yo me lo creo-
- Y si te digo que esas bolas saben la verdad y te han elegido a ti? -me dice-
- Me lo creería, claro -yo estaba alucinada-
- Y si te digo que puedes formular tres preguntas a las bolas sobre tu vida? Las harías? -me dice quitandose las gafas y un anillo-
- en voz alta? -estoy flipando en colores-
- en la vida tu eliges como quieres que se den las cosas, si tu quieres que sea en voz alta así será, si no, no. Eres tu la que eliges...te llamas?
- Beatriz...-digo yo-
- Bueno Beatriz que me dices, quieres probar? -me esta mirando con una mirada completa, me mira hasta en lo más fondo de la retina y me impacta bastante-
- Bueno, probemos...pero esto me lo tendrías que haber avisado, no tengo nada preparado y solo tengo tres preguntas -digo yo-
- En la vida no hay nada preparado, Beatriz, todo surge porque tu quieres que surja y nada es casual...-estoy realmente acojonada-

Pienso en una pregunta importante. Determinante. La más importante y la que quiero saber. Me da miedo que no salga lo que quiero que salga. Las bolas solo van a responderme si o no, por lo que yo tengo que autoformularme la pregunta de manera que sea respondida así. Me pone la mano en la frente y me cierra los ojos. Hace unos gestos muy curiosos con las manos. Me concentro (o trato de hacerlo) mientras me siento observada por medio bar. A estas alturas los de la mesa de al lado están flipando tanto como yo. Y yo siento calor (ya sabeis que odio ser el centro de atención, no quiero que me vean!) y me dice, céntrate en formular las preguntas a las bolas y despues con los ojos cerrados eliges una de las dos y quédatela...Y así lo hago. Elijo una de las bolas y al abrir la palma de mi mano veo una bola blanca. La bola blanca significa "si", la bola negra significa "no"...y yo estoy feliz porque las bolas han dado en el clavo.

El momento en que se formula la primera pregunta, es elegido por las bolas, porque ellas te han elegido a ti. La segunda pregunta tu eres libre de formularla cuando quieras y la tercera pregunta tendrá lugar cuando vuelvas de ese viaje que vas a realizar y vuelvas a mi. Entonces yo elegiré cuando y donde la preguntaré -dijo él mientras se ponia las gafas y atendía a unos clientes-
Yo estoy flipando. A cuadros, a rombos...Deseo preguntar la segunda pregunta y con mucha cautela la pienso. Porque solo tengo 3 preguntas y no quiero malgastarlas. Pero tengo miedo de que las bolas me digan algo que no quiero oir. Pero si no lo pregunto reviento. Así que vuelvo a llamar al chico y le digo, estoy preparada, quiero hacer otra pregunta. Me concentro, cierro los ojos, estoy cinco minutos así y elijo otra bola. Me pongo feliz porque la segunda pregunta ha respondido segun lo que yo esperaba. Y respiro aliviada...me ha hecho feliz saber que las dos preguntas han sido respondido como yo quería, y aunque parezca mentira, me encanta saberlo...

- Beatriz mira el dibujo -me dice antes de ir a seguir trabajando-
- en él vas a ver algo que solo tu conoces, observalo, piensalo, necesitas tiempo -estoy alucinada todavía-
- me acojonas -le digo yo con mi gracia espontánea y el sonrie y me apreta la mano como en cierta mesura de complicidad-
- cuando vuelvas de ese viaje ya sabes lo que puedes hacer. Solo tu eliges el destino. Y recuerda que los peores enemigos del amor son la pereza y el miedo -estoy pensando que tiene más razon que un santo, además, como es posible que sepa lo del viaje...?-
Y me voy a dormir a las cinco de la mañana meditando en todas esas frases que me dijo, una detrás de otra pero que prefiero quedarme para mi. Son todas ciertas. Volveré cuando haya vuelto de ese viaje y esperemos que las bolas sigan estando de mi parte en mis proyectos amorosos.

P.D. Tengo noticias del compañero de colegio de los seis años. Despues de veinte años nos hemos reencontrado. Eso merece otro post...

"Envié mi alma a que cruzara lo invisible
Para descifrar una carta del más allá
Pronto mi alma volvió a mí
Y respondió...yo soy el cielo...y el infierno!"
(Omar Kayyam)

Etiquetas: , , , ,

12 comentarios:

Blogger mandarina azul ha dicho...

Me gusta ese "Observada" del dibujo...

Hay que ver qué cosas te pasan, niña. Lo que cuentas me ha recordado una escena preciosa de la película "Antes del amanecer", con una pitonisa.

Un beso :)

3:06 p. m.  
Anonymous ELRAYAn ha dicho...

ainssss gràcia, no hay noche que no suceda algo...

pero recuerda: tú misma has de tener las respuestas a las cosas y formularte las preguntas adecuadas, no las bolas.

MUAKSSS

3:34 p. m.  
Blogger Lost in Translation ha dicho...

ajajaja raya...tu siempre eres medio mistico tambien. A ver cuando hacemos esa escapada a la Virreina con la guitarra y el Nano que tambien se apunta me dijo ayer.

3:46 p. m.  
Blogger Ula ha dicho...

Hasta ahora todo ha ido bien, esperemos que cuando vuelvas del viaje, te salga bien la tercera y última.
Qué gusto da cuando pasas una noche habiendo charlado de cosas interesantes o habiendo vivivo algo mágico, como te ha sucedido esta vez.
Esas ocasiones quedan en nuestra memoria para siempre, para acudir a ellas en los momentos aburridos.
Ya nos contarás acerca de la tercera pregunta. En los oráculos, lo importante es hacer bien la pregunta para poder entender bien la respuesta.
Un beso.

4:54 p. m.  
Anonymous Conejin ha dicho...

Lost, yo eso ya lo sabia que atraias a gente rara....jejejeje....fijate yo lo rarillo que soy!!!
Un besito y un click.

5:42 p. m.  
Blogger kasandra ha dicho...

Escalofriante. Ten cuidado pequeña. He visto su firma :)

O no, o déjate llevar.

Muchas cosas como ésta están esperando por ti en la vida :)

Y me Alegro.

Un beso

7:57 p. m.  
Blogger Ártemis Sublime ha dicho...

Wowwwww estoy alucinando!!!
Es tremendo lo que pasó!
Me encantó el post, además está tan bien contado!

Besos enormesss!!!

9:24 p. m.  
Anonymous Itoitz ha dicho...

Perfectamente relatado; un abrazo.

9:55 p. m.  
Blogger Kraichek ha dicho...

joder q grande no?
ese tio debe tener algo especial
y debe tener poca verguenza.
Yo no creo q tuviese tanto valor.
Besos

12:18 a. m.  
Blogger rginfinito ha dicho...

Aún no teniendo verguenza, las sorpresas no me gustan, nada de nada.

Menos aún si un desconocido me sorprende con algo tan inquietante, no sé por donde hubiese saldio.

Aparte de que atraigas situaciones extrañas hay que saber llevarlas...

Guapa!!!!

7:47 a. m.  
Blogger Persio ha dicho...

jejeje, esto solo te puede pasar a vos un sabado a la noche, jejej, muy bueno!
saludos 1 clicks!

10:04 a. m.  
Blogger Lost in Translation ha dicho...

rginfinito: tu tambien eres guapo, corazón! te echaba de menos.

Persio: viste? empiezas a no sorprenderte de las cosas que me pasan, jajaaj eso es buena señal, jaja

10:18 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal